Logo Regalo de Corazón Asociación Regalo de Corazón Inicio / Mapa Web / Contacto
Inicio
Quiénes somos
Misión, Visión y Valores
Junta Directiva
Departamentos
Sede /Datos Bancarios
Contacta con nosotros
Qué es un Seminario RC
Duración
Temario
Requisitos
Qué es un Taller RC Adolescentes
Qué es un Taller RC Niños y preadolescentes
Duración
Temario
Requisitos
Qué hemos hecho
Seminarios y Tallleres
Eventos
Qué vamos a hacer
Seminarios Y Talleres
Eventos
Inscripciones
Únete a nosotros
Hazte soci@
Donativos
Colabora
Preguntas frecuentes
Opina
Noticias
Donaciones/Patrocinios
Enlaces

Opina


Ahora puedes enviarnos tu opinión sobre el último seminario al que acudiste, lo que sentiste al acompañar a ese familiar o amigo, comentarios, dudas y sugerencias en esta ventana que queremos que sea la de todos.

Tus experiencias y tus opiniones  son valiosas. Compártelas.

* Hola, soy Jaime, tuve  la oportunidad de asistir al Seminario Regalo de Corazón del  2005.
Recuerdo a una chica que acudió el primer día con una muleta, se estaba recuperando de un accidente y estaba todavía en el proceso de rehabilitación. En el descanso del último día un compañero que la vió andar sin ella le preguntó: “¿y la muleta?” y ella se llevó las manos a la cabeza y dijo: “¡andá! se me ha olvidado junto a la silla”.
Realmente es muy bonito y gratificante.

* Me llamo Pilar. Trabajo como enfermera en un hospital. Un compañero acudió hace unos años a un Seminario Regalo de Corazón y me encanta su actitud con la gente. En cuanto haya un Seminario voy a asistir, quiero probarlo, no pierdo nada.

* Me llamo Mavi. Llevo 31 años enferma y he tocado fondo muchas veces. He pasado por todo tipo de tratamientos. Sin embargo sólo “Regalo de Corazón” hizo que, aparte de permitirme conocer gente maravillosa, apareciese un rayo de luz en el pozo oscuro y profundo donde me encontraba.
Aquel seminario cambió mi visión de futuro. ¡Estaba harta de aquella etapa tan negativa! Sólo pensaba “Si yo estoy jodida  que se joda el mundo”. Pero después de “Regalo de Corazón” comprendí que la gente no tiene la culpa de mi enfermedad. Y sólo con eso ha cambiado mucho mi vida. Allí fue donde más he reído, donde más he llorado y donde más gente he conocido. Fui capaz de convertirme en esos días en una persona completamente distinta a la que era, de bailar tipos de música que siempre había aborrecido, incluso de vestirme de diferente forma.
El seminario me dio la fuerza, que antes no había tenido, para separarme de mi marido después de 20 años de matrimonio. Me sentía marginada, maltratada, y adquirí la fuerza suficiente para decir “No aguanto más tus malas maneras” y coger las riendas de mi vida.
“REGALO DE CORAZÓN” fue una experiencia muy positiva.

* Hola mi nombre es Mertxe. Quería compartir mis vivencias en el Seminario REGALO DE CORAZON.
Puedo decir sin dudarlo que ha sido una de las experiencias  mas MARAVILLOSAS que yo he vivido...lo disfruté del 9 al 13 del mes de noviembre de este año 2011, en Palma de Mallorca.
En estos 5 días he aprendido muchas cosas buenas, las cosas que antes me parecían difíciles ahora son más fáciles y llevaderas.
Estoy inmensamente agradecida al facilitador Basilio, por mostrarnos su sabiduría y hacernos ver el camino más sencillo. a los asistentes por darnos todo, sin esperar nada desde el CORAZON, un ejemplo de Generosidad.
A  toooooooooooooooooooooooooooooooooooodos mis compañeros a todos y cada uno porque todos me habéis aportado algo...
Gracias!!! os llevo en mi corazón...dicen que los Mallorquines son cerrados... pues yo he debido encontrarme con los MEJORES de la isla...
Puedo decir que en mis 46 años he podido "experimentar" la sensación de poder ver al SER humano a través de sus ojos y poder llegar a ver y tocar  su corazón...
y me gustó todos los que allí estábamos éramos todos tan distintos pero tan iguales. Esta experiencia se la recomiendo a todo el mundo...
Aunque creo que en momentos fue el ejercicio mas "difícil" a la vez que maravilloso pues no es fácil mostrar el alma de uno mismo desnudo... pero ha merecido la pena. Es sin dudarlo un REGALO DE CORAZON
MERTXE CHACON.

* Soy Ana Fernández-Cuervo. En los días siguentes después de terminar este maravilloso seminario, y tras intentar explicar a gente próxima a mí cómo había sido esta experiencia que he vivido (cosa que no me resultaba fácil de hacer), tuve como una imagen clara de explicación para mí misma y para los demás.  Y la tuve en base a lo que para mí ha ido suponiendo mi propia participación en cada uno de los días que he ido viviendo este espléndido Regalo de Corazón que he tenido la suerte de haber recibido.
Así es como explico esa imagen:
Tuve mucha suerte de que un día una buena amiga me hablara de una obra de teatro muy especial, y me dijo que ir a ella me iba a significar mucho y bien. Y luego tuve más suerte encontrando una buena entrada.
Al llegar al teatro encuentro un gran equipo de trabajadores y colaboradores que me reciben con alegría como si ya me conocieran, y me invitan a sentarme en mi butaca. Comienza la obra apareciendo el Director en escena y va presentando un guión estupendo, y desde el primer momento siento que cuando va hablando se "dirige a mí". Pero lo más curioso es que no veo a los actores!!.
Entonces empiezo a comprender que  he ido a una gran obra de teatro en la que hay un magnífico Director, el mejor;  un guión estupendo;  Unos promotores y colaboradores maravillosos;  y que los actores somos todos los que hemos asistido como espectadores y que vamos tomando conciencia de que somos los verdaderos protagonistas de la obra.  Protagonistas que a lo largo de estos días vamos sintiendo y viviendo el papel que cada uno de nosotros tenemos en la obra, que en realidad es el papel que cada uno de nosotros tenemos en nuestra propia vida. SOMOS ACTORES DE NUESTRA PROPIA VIDA.
Este Seminario me ha hecho mucho bien. Ha sido como un despertar de un letargo vital durante el cual yo he actuado sin ser consciente de quién soy en realidad, y dejándome llevar mucho por las circunstancias.
Ahora empiezo a saberme ver, a conocerme mejor, a apreciar en mí una grandeza humana que poseo y que sé que me ayudará a moverme mejor en la vida, con más consciencia de quién soy, de cómo soy y de porqué hago las cosas que hago. Soy más consciente de lo que me ayuda a saberme sentir mejor y por tanto de  actuar acorde a ello, dejando atrás aquello que no me haga sentirme bien.
Con este Seminario he sentido "un antes y un después" en mí. Ha sido duro pues he vivido una catarsis, pero la necesitaba para saber empezar a  salir de la situación personal en que me encontraba.
Y os hago a todos un agradecimiento de Corazón:
       -- A la Asociación, sin la cual yo no habría llegado a encontra el punto de inflexión que he  vivido y necesitaba en mi vida.
       -- A Ramón, que para mí ha sido la persona que que más me ha ayudado a "comprenderme" y a poder yo entender el "empujón" que necesitaba para vivir mi vida con un espíritu más beneficioso personal para conmigo misma y para con los demás.
      -- Al resto de los "actores", porque sin ellos no hubiera experimentado cuál era mi papel en esta gran obra.
Con toda sinceridad y de corazón, nunca había recibido un regalo tan especial.  Muchas gracias,
ANA

* Hola, mi nombre es Juan Ramón González,
Tuve la suerte de realizar el seminario Regalo de Corazón el pasado mes Mayo; a partir del siguiente día una vez finalizado, empecé a experimentar cambios en la forma de sentir el día a día, era otra forma de ver las cosas...
Si durante los días que duró el seminario disfruté con los compañeros y compañeras, aprendí a compartir y a aportar toda clase de sensaciones pero, sobre todo, a elegir el cómo, el cuándo y el dónde...
Fue una experiencia inolvidable; para recomendar!!
Muchas gracias a Regalo de Corazón.

* Mi nombre es Jorge,
Esto es lo primero que aprendí en el Seminario Regalo de Corazón. Lo primero, puesto que en cinco intensos días aprendí muchas cosas. Y no dejo de aprender…
Asistí animado por un amigo. También porque, desde hace un par de años, comencé a interesarme por los temas tratados en el Seminario, documentales y películas, que muchas veces lo único que hacen es confundir más que aclarar, lecturas, charlas, conferencias, etc. Todo desde el punto de vista de lector o espectador. Necesitaba vivirlo. “Mira, Jorge, van a impartir un curso de…”, me dijo. La información era escasa, pero la suficiente. No lo dudé ni un segundo. No podía haber llegado en mejor momento.
El miércoles, a las cuatro y media de la tarde, cuando llegué, pude comprobar que mi cara no era la única que reflejaba desconcierto. Ese mismo día, a la salida, el desconcierto por parte de todos era aún mayor. “Y mañana otras cinco horas…, pero, bueno, no tengo nada que perder, nunca he dejado nada a medias, mal no me va a hacer, para hablar hay que conocer…”, pensaba mientras me dirigía a casa.
Al día siguiente, no sólo estaban en el auditorio del hotel los 20 asistentes y el facilitador, Basilio Christou, sino que no faltamos ninguno de los 68 participantes.
A partir de ahí, todo cambió…
Las sensaciones, los sentimientos, las emociones… iban cambiando a medida que iban avanzando los días.
La expresión en las caras iba cambiando. Mi expresión cambiaba. Los ojos a los que miraba y que me miraban iban cambiando. Mis ojos cambiaban. Mi forma de mirar cambiaba…
Los desconocidos del primer día pasaron a ser amigos, amigos distintos a aquellos que onsideraba como tales, y se convirtieron en familia, familia distinta a la que ya tengo. “Pero ¡qué estás diciendo!, ¡qué locura!, ¡en cinco días!”, pensaréis. Sí, porque yo pensaría lo mismo, si no hubiera hecho el Seminario.
Sólo quiero contaros mi inicio y mi final. “Pues vaya, nos deja a medias y encima destripa el final, lo más importante…”. Sí, por eso mismo, porque lo más importante es el final. Mi final. Tu final.
Da igual que te hayan contado el libro de principio a fin, si no lo has leído, o que te hayan dado hasta los últimos detalles de la película, si no la has visto.
No te conformes con ser el lector o el espectador, pasa a ser el protagonista, porque aquí el protagonista serás tú. Yo ya disfrute de mi momento. Ahora te toca a ti. Sería una lástima que lo dejaras pasar...
He impartido y recibido muchos cursos, pero ninguno como el de Regalo de Corazón. Sin lugar a dudas, con la mano en el corazón, puedo afirmar que este ha sido el mejor. Un verdadero regalo. Un regalo de corazón. Eternamente agradecido a mi amigo José Antonio —un buen amigo, porque cuando alguien te recomienda algo así es un amigo de verdad— por haberme dado la oportunidad de conocer y participar en este Seminario y a la Asociación Regalo de Corazón por la maravillosa labor que realizan, una labor que no nos enseñan ni en casa ni en colegios ni en universidades, pero que tenía que ser una asignatura obligatoria, porque estoy convencido de que el mundo sería mucho mejor.
Jorge Blánquez
Participante en el XII Seminario Regalo de Corazón

 




© Asociación Regalo de Corazón 2014 - Diseño web: La Isla de Internet