Logo Regalo de Corazón Asociación Regalo de Corazón Inicio / Mapa Web / Contacto
Inicio
Quiénes somos
Misión, Visión y Valores
Junta Directiva
Departamentos
Sede /Datos Bancarios
Contacta con nosotros
Qué es un Seminario RC
Duración
Temario
Requisitos
Qué es un Taller RC Adolescentes
Qué es un Taller RC Niños y preadolescentes
Duración
Temario
Requisitos
Qué hemos hecho
Seminarios y Tallleres
Eventos
Qué vamos a hacer
Seminarios Y Talleres
Eventos
Inscripciones
Únete a nosotros
Hazte soci@
Donativos
Colabora
Preguntas frecuentes
Opina
Noticias
Donaciones/Patrocinios
Enlaces

Qué es un Taller RC niños de Inteligencia Emocional



La Inteligencia emocional implica tanto el conocimiento como el manejo de nuestras emociones y su importancia radica en que nos permite expresar las emociones  de forma sana y satisfactoria.
Nos aporta la capacidad para comprender las intenciones, motivaciones y deseos de otras personas, así como la de comprenderse uno mismo, apreciar los sentimientos, temores y motivaciones propias.
Si para los adultos no resulta fácil controlar las emociones en determinados momentos, para los niños, al carecer de experiencias previas y estrategias, es menos fácil.


En ocasiones encontramos niños cuyo control emocional es prácticamente inexistente, se muestran irascibles e irritables a menudo, tienen tolerancia cero ante la frustración y responden de manera agresiva y hostil. Esto no sólo limita su relación e integración en el grupo de iguales, sino que, incluso, puede afectar a su salud.
Algunas investigaciones has puesto de manifiesto que experimentar emociones negativas deriva en una disminución de defensas, convirtiéndonos en personas vulnerables. Otras investigaciones han puesto de manifiesto que las personas con escaso control y tolerancia emocional son más susceptibles de caer en el mundo de las adicciones.
Los niños deben aprender a gestionar sus reacciones indeseadas. El empleo del castigo no suele ser demasiado efectivo, hacerles reflexionar sobre lo sucedido de manera objetiva y constructiva es muy efectivo; aprender la importancia de sus acciones y la repercusión en los demás, y ofrecerles alternativas de conducta positivas, mejora su manera de pensar y actuar.

Ya dijo Benjamín Franklin “Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo involúcrame y lo aprendo”

¿CÓMO ES ESTE CURSO?
Es práctico porque se proporcionan herramientas para llevar a la vida diaria del niño.
Es transformacional ya que se tocan diferentes emociones buscando generar sentimientos positivos y de cambio en el niño.
Es participativo, el aprendizaje se basa en ejercicios vivenciales, que propician un incremento en las habilidades de comunicación emocional.
Es divertido, los niños tienen la sensación de estar jugando todo el tiempo.

¿PARA QUÉ SIRVE?
Aprender “Inteligencia Emocional” potencia conductas dirigidas al auto-conocimiento, aumento de la autoestima, motivación, empatía, asertividad, solución de conflictos, altruismo, tolerancia a la frustración, habilidades sociales; también sirve para prevenir comportamientos negativos, (agresividad-impulsividad, fracaso escolar, falta de atención).
Muchos niños confunden sus emociones y dicen “estoy mal”: no saben reconocer y nombrar las propias emociones, cómo desilusionado, cansado, celoso, enfadado,  triste, preocupado, con miedo, vergüenza, timidez, envidia, etc.
Reconocerán la diferencia entre emociones y acciones.
Adquirirán mayor sensibilidad hacia los sentimientos de los demás y mejor capacidad de escucha. Mayor cooperación y actitud de compartir.
Es importante entender nuestras emociones para manejarlas de forma inteligente, por ejemplo, una persona no es mala porque sienta rencor y desee vengarse, lo que hace daño a los demás y a uno mismo es dejarse llevar por esos deseos. Las emociones rara vez se verbalizan y frecuentemente se expresan a través de gestos, del tono de voz, de expresiones faciales, etc.
Les ayudará si se sienten perturbados por un divorcio o un nuevo matrimonio. Si han perdido a algún ser querido. Si se sienten angustiados cuando se enfrentan a nuevas situaciones o displicentes respecto a sus tareas escolares.

¿CÓMO LO HACEMOS?
Metodología activa, como role playing, los niños adoptarán “papeles” diferentes con los que practicar conductas asertivas, empáticas…… modelado, observando modelos de comportamientos adecuados que les ayudan a resolver sus problemas sin agresividad. Dinámicas grupales, actividades divertidas que potencian la creatividad, aumenta la auto-estima, se conocen mejor, trabajan valores y el respeto hacia ellos mismos y los demás. Jugando, es el método de aprendizaje por excelencia, se aprende a compartir, se desarrolla la creatividad, se aprende a tolerar frustraciones….. Relajación, se aprenden técnicas sencillas que les ayudan a gestionar más fácilmente sus impulsos. Brainstorming (tormenta de ideas), se generan espacios para desarrollar su imaginación y aprender a dar diferentes soluciones a un problema.

LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LA SALUD DE LOS NIÑOS
En los hospitales suele verse con más regularidad payasos tirando pelotas o pollos de goma, porque sabemos que el humor no sólo ayuda a que los niños enfrenten mejor el estrés de estar en un hospital, sino que estimula su sistema inmunológico y acelera considerablemente su recuperación.
Los juegos también logran construir cierta cohesión familiar y disminuir significativamente la agresión entre los niños, mejorando las capacidades sociales.

 


© Asociación Regalo de Corazón 2014 - Diseño web: La Isla de Internet